Posiciones de Golf


Posiciones de Golf

La mayoría de los novatos golfistas se preocupan más en el movimiento del palo hacia la pelota para un buen finish, en vez de preocuparse primero por adquirir una buena posición del cuerpo en el address. Las posiciones de golf correctas nos permitirán desarrollar un buen giro del cuerpo desde el principio hasta el final, por eso son tan importantes.

Posiciones de Golf

Con el sólo hecho de ver a un golfista como se para frente a la pelota y la postura de su cuerpo, basta para saber el grado de habilidad que tiene, si está entre los buenos, malos o regulares.

Correctas posiciones de golf

Un verdadero golfista realiza sus posiciones de golf en una actitud agresiva y paciente a la vez. Usted tendrá que mantener la espalda casi derecha y sobre la esfera, curvándola muy poco hacia delante para que los brazos cuelguen naturalmente.
Para asegurarse que su figura es correcta debe ser cuidadoso de no estar ni demasiado derecho, ni muy agachado encima de la pelota, o demasiado sentado sobre las rodillas dobladas. Si no son corregidos estos errores no les será posible realizar un buen juego.

Tres pasos para mejorar las posiciones de golf

Siga cada paso de a uno, como una secuencia de tres figuras

1- Después de haber hecho en las posiciones de golf un buen stance y un buen grip, asegúrese de tener el cuerpo bien levantado con los hombros hacia atrás, el pecho hacia afuera y el estómago contraído. Intente también tener las piernas con las rodillas bien rígidas, manteniendo la cabeza del palo colgando a la altura de las mismas, y los brazos lo más relajado posibles como para tenerlos extendidos.

2- Doble su cuerpo para delante a la altura de las caderas intentando mantener la espalda derecha como mencionamos anteriormente. Mientras tanto la parte trasera del cuerpo la inclinaremos hacia atrás y las rodillas las mantendremos duras. La persona se doblará hacia delante hasta que la cabeza del palo se mantenga un poco por encima del pasto, procure tener los hombros bien relajados para que los brazos puedan colgar de manera natural en las posiciones de golf.

3- Flexionar un poco las rodillas hacia delante y hacia dentro, cuidando no bajar demasiado el cuerpo. Ahora sí apoyaremos la cabeza del palo en el pasto aunque de manera sutil, ya que si hacemos de forma consiente o no fuerza contra el suelo, perderemos en el swing toda elasticidad.
En la parte interna de la planta de los pies deberá estar distribuido el peso del cuerpo, para ser exageradamente exactos un 60% del peso debe estar en la parte delantera y un 40% en los talones. El peso no tiene que caer demasiado sobre los dedos, una manera de verificar que esto no ocurra, es poder moverlos.

Estos tres ejercicios le ayudarán a lograr buenas posiciones de golf, no deje de practicarlos.

Búsqueda personalizada


Copyright © 2011 Jugar al Golf. Todos los derechos.
Navegar