Mundial Inglaterra
 
 
 

Mundial Inglaterra

Es una lástima que la edición de la Copa del Mundo que supuso su verdadero lanzamiento y consolidación haya quedado manchada por las irregularidades arbítrales. La mano negra de Stanley Rous, un ex colegiado británico que presidía la comisión arbitral de la FIFA, fue crucial. Los arbitrajes suscitaron las quejas airadas de todas las selecciones sudamericanas, como Argentina y Uruguay, especialmente perjudicadas en los cuartos de final del Mundial Inglaterra, e incluso de España.

 
 
 
 
Mundial Inglaterra
 
 
 
Mucho se ha escrito sobre los rudos embates sobre Edson Arantes do Nascimento, Pelé. Sería injusto negar que Pelé fue víctima de la dureza desde su eclosión en Suecia 1958. En 1962, en Chile, una lesión le impidió disputar la final y celebrar el segundo título de Brasil, y las brutales entradas de los defensas, primero búlgaros y más tarde portugueses, no le permitieron brillar en todo su esplendor en el Mundial Inglaterra, una edición marcada por la dureza general.
 
 

Denunciaron complot en el mundial inglaterra

Algunos observadores denunciaron un complot antisudamericano por parte de la FIFA y canalizado por los árbitros, quienes no sólo debían favorecer a Inglaterra, sino también a los demás equipos europeos en sus encuentros ante los sudamericanos. Brasil había ganado los dos títulos anteriores y sonaba como una ofensa que volviera a producirse algo similar en una Copa del Mundo organizada en Europa. Chile, México y Brasil quedaron apeados en la primera fase, pero Argentina y Uruguay, que pasaron a cuartos de final del Mundial Inglaterra, volvieron a sufrir los despojos arbítrales en sus enfrentamientos ante Inglaterra y RF Alemania, los dos colosos del continente, respectivamente.

 
 
 
 

Mundial InglaterraSi todo el público de Wembley pudo comprobar el bochornoso espectáculo del arbitraje del alemán Kreitlen en la Inglaterra-argentina, incluso con un policía retirando de la cancha al argentino Rattin, una fotografía publicada por la prensa mundial denunció cómo el germano Schnellinger había detenido con la mano un remate de Rocha cuando Tilkowski ya estaba batido en el RF Alemania-Uruguay. El colegiado inglés no lo vio. Alemania, en cambio, contó con la suerte de un remate involuntario de Haller que batió al genial golero uruguayo Mazurkiewicz. Después llegaron las expulsiones de jugadores uruguayos y el festival alemán (4-0). Un árbitro inglés favorecía a RF Alemania y un germano a Inglaterra. Curiosa “casualidad” del Mundial Inglaterra...
EI sábado 30 de julio de 1966 todo estaba preparado para la gran final. También el juez de línea soviético Tofic Bakhramov, el único que vio en Wembley, y en el mundo entero, el “gol fantasma” de Inglaterra.
La mejor condición física de los británicos comenzó a notarse sobre el campo y a los 11 minutos Hurst lanzó un duro disparo que dio en el travesaño y botó sobre la línea. El público fue un clamor: ¡¡¡goal!! los ingleses reclamaron y el colegiado suizo Dienst consultó al juez de línea soviético. Bakhramov vio con toda claridad lo que nadie pudo demostrar más tarde, ni siquiera con las imágenes de televisión. El “gol fantasma” aplastó a Alemania del Mundial Inglaterra, que todavía recibió un nuevo gol do Hurst, el único jugador que ha marcado tres tantos en la final de una Copa del Mundo. Los inventores del fútbol ya tenían su ansiado título.