Mundial Uruguay
 
 
 

Mundial Uruguay

El mundial Uruguay fue organizado con gran apuro, ya que los organizadores contaban con poco tiempo. La construcción del Estadio Centenario fue financiada por el gobierno y la intendencia de Montevideo (Capital de Uruguay), este también se construyo en tiempo record, unos aproximados 6 meses (desde febrero hasta junio de 1930).

 
 
 
 
Primer Campeonato - Mundial Uruguay
 
 
 

La construcción del mismo fue cuestionada por la zona donde se hicieron las obras finalmente, era un terreno muy húmedo y temían que la construcción se viera en peligro.
Igualmente fue construido en ese mismo lugar, dado que allí era el centro de la ciudad, lo que hoy se llama Parque Batlle y Ordoñez.
El Estadio Centenario es muy importante por su historia ya que en el se jugó el primer partido por un Campeonato Mundial de Fútbol. Este fue diseñado con una forma elíptica por los arquitectos Scasso y Donato, para la época fue una construcción grandiosa por su tamaño, ocupaba y ocupa hoy en día 450.000 m2., con una capacidad para 80.000 personas, se utilizaron 14.000 m3. de cemento para construir sus cuatro gradas llamadas; tribuna América, tribuna Olímpica, tribuna Ámsterdam y tribuna Colombes. Pese a los esfuerzos por culminar la obra a tiempo; esta quedó con pequeños detalles de terminación incompletos, debido a lluvias y mal tiempo.
Europa se muestra descontenta con el mundial Uruguay.

 
 

La mayoría de las potencias europeas estaban en desacuerdo por la realización del mundial Uruguay, una de las primeras en decidir en no acudir a este prestigioso evento fueron los británicos por diferencias de profesionalismo con la FIFA. Pese a las gestiones diplomáticas de Jules Rimet, las renuncias siguieron extendiéndose paulatinamente a la mayor parte de las potencias europeas, como fueron las selecciones de: Austria, Alemania, Checoslovaquia, Suiza, Hungría, Italia y España. Las excusas fueron muy variadas, que iban desde lo económico hasta lo de calendario.
Las faltas europeas que más se lamentaron fueron las de España e Italia, debido a la cantidad de emigrantes que se encontraban en Uruguay en esa época.
Finalmente terminaron acudiendo al mundial Uruguay 4 selecciones europeas que fueron Francia, Rumania, Bélgica y Yugoslavia. El resivimineto hacia estas 4 selecciones fue muy bueno por parte de la organización y el pueblo uruguayo.
La presencia americana fue mucho más notoria, acudieron al mundial: Argentina, Bolivia, Chile, Estados Unidos, México, Paraguay, Perú y Uruguay.
Entre todas las selecciones participantes sumaban 13, lo que fueron divididas en 4 grupos; 3 de 3 integrantes y uno de 4.

 
 
 
 

La final del mundial Uruguay

Mundial UruguayLa gran final esperada por todos los espectadores fue peleada por la selección organizadora del evento mundial Uruguay y su clásico rival Río Platense Argentina. Los días previos al partido se vivía un ambiente áspero, con declaraciones muy tensas de ambas partes.
Esta final tuvo una gran convocatoria de ambos países, 30.000 espectadores cruzaron el charco, pero solo 15.000 pudieron encontrar ubicación dentro del estadio.
Aquel 30 de julio de 1930 el estadio se desbordaba de personas y fanáticos del fútbol.
El partido tuvo su primera anotación a los 12 minutos por Pablo Dorado para la selección de Uruguay, esta alegría no les duro mucho a los locales ya que a los 20 minutos de juego, vino el empate y para colmo de la afición local a los 37 minutos llegaría el segundo de la selección Argentina, en posición dudosa.
Al llegar al entre tiempo se vivió un ambiente de descontento e incertidumbre en los espectadores uruguayos. Pero al comenzar el segundo tiempo la selección uruguaya cambió drásticamente jugando su mejor fútbol, logrando el empate 2 a 2 en el minuto 57 por el jugador Pedro Cea.
Esto hizo poner muy nerviosos a los argentinos, haciéndole cometer errores defensivos que le otorgaban ventaja a Uruguay.
A los 68 minutos llega el tercer gol uruguayo por parte de Santos Iriarte y a pocos minutos del final del encuentro marcó el 4-2 definitivo, que le otorgaría el Campeonato Mundial Uruguay a la selección dueña de casa.
Llevándose la estatuilla realizada por Abel Lafleur, que fue entregada a José Nasazzi.
Después del partido las calles uruguayas se volvieron un carnaval, explotando de alegría y fervor, tanto fue así que el gobierno lo declaró fiesta Nacional.